Si no vive bajo una roca ha podido ser testigo de las tendencias sobre igualdad de género, inclusión de grupos sociales minoritarios. La diversidad en el mundo laboral es traer un grupo de personas con diferentes experiencias laborales y de vida, diferentes maneras de pensar a trabajar en conjunto. Generalmente esta diversidad de pensamiento está vinculada a una diversidad de antecedentes como etnia, género, edad.

¿Pero más allá de la responsabilidad social, realmente un grupo diverso beneficia a la empresa y sus objetivos? El sentido común nos dice que tener personas que piensan diferente crea más conflicto y se pierde más tiempo tomando una decisión, y esto no deja de ser cierto el pintar la importancia de la diversidad en el mundo laboral como algo solo positivo no deja evidenciar el verdadero valor que esta aporta.

El reporte publicado por Mckinsey en el 2015, como muchos otros que han venido después demuestran que las empresas con mayor diversidad e inclusión tienen retornos financieros por encima de la media nacional ¿Pero por qué sucede esto? Podemos resumir esto en dos factores:

  1. Un equipo diverso de trabajo tiene la capacidad de ver la solución de los problemas de diferente manera, mientras que un grupo uniforme ve una solución al problema y es fácil estar de acuerdo y llevar a cabo un plan sin dudar dos veces las decisiones que se toman. Si el equipo está comprometido, abierto a escuchar otras opiniones y no le tiene temor al conflicto puede encontrar maneras más creativas de resolver los problemas cotidianos. Asimismo, los grupos diversos tienen diferentes fortalezas y debilidades que pueden complementarse mutuamente. Asimismo, ha sido probado que las empresas más diversas tienen un enfoque mayor al cliente final, porque entienden las necesidades de sus clientes de manera diferente.

  2. Las empresas que están comprometidas con la diversidad están dispuestas a ver y buscar el talento en cualquier parte del mundo sin dejar que los prejuicios uniformen sus decisiones. Esta iniciativa o voluntad hace ya desde el inicio que una empresa piense de manera diferente y ese es el punto de partida al éxito. A pesar de que muchas empresas grandes tienen conocimiento de esto, aún tienen mucha dificultad de hacer esto una realidad incluso empresas grandes a nivel mundial han logrado cierto nivel de diversidad que no llega a los niveles más altos de la toma de decisiones, sus Juntas Directivas son muy homogéneas. Un reporte del New York Times, en diciembre del 2019 mostró que los trabajadores que pertenecían a minorías en JP Morgan no eran promovidos con la misma facilidad que sus colegas que no lo eran, poco después la empresa anuncio que todo su personal formaría parte de capacitación sobre diversidad.

El implementar una iniciativa de diversidad que sea parte del branding de nuestra empresa del cual podamos beneficiarnos requiere una inversión no solo monetaria, de recursos como tiempo y sobre todo un compromiso real de todos los líderes.

Abrir chat