Las estadísticas a nivel mundial evidencian el impacto que la pandemia y el teletrabajo ha tenido para la equidad de género en el trabajo. La OIT estima que la pandemia ha atrasado décadas el trabajo que se ha hecho para alcanzar mayor igualdad para las mujeres, solamente en Estados Unidos se estima que más de 2 millones de mujeres han dejado la fuerza laboral.

ExpertiseA nivel mundial la carga de tareas de la casa y los hijos era proporcionalmente mayor para las mujeres que para los hombres y el trabajo les permitía que esa labor no fuera permanente, al salir de la casa permitía que las tareas se distribuyeran de mejor manera, con las escuelas cerradas y todos trabajando desde casa esta distribución se ha agravado para muchas mujeres. La capacidad de “multitasking ha sido nuestro peor enemigo durante la pandemia porque ha hecho a todos dependientes de nosotras, nuestros jefes, nuestros clientes y ahora también nuestros hijos y parejas en casa donde no es tan fácil tener límites de trabajo y hogar.

Es un reto que toda mujer, especialmente mamá afronta, para muchas la opción de trabajar o no trabajar no existe, muchos hogares necesitan dos ingresos para subsistir, y luchar contra los prejuicios externos y muchas veces incluso dentro de nuestras propias casas, de nuestros círculos de apoyo como padres, esposos, etc. no lo hace fácil. Ahora más que nunca es necesario tener límites, reglas y horarios. Hacer listas de tareas que son responsabilidad de cada persona en el hogar, nadie es muy pequeño ni muy hombre para no contribuir de una manera u otra. Se debe entender que es necesario y que no lo es, que tareas simplemente no tienen cabida cuando estamos en casa todo el tiempo. Asimismo, tener horarios para usar el cuarto donde se trabaja, donde se come y hasta donde se duerme, se debe priorizar también horarios para nuestra salud mental y física: ejercitarse, meditar, etc.

Y no es una tarea fácil, para esas mamás que tienen hijos todavía en edad de amamantar y las guarderías están cerradas, parece una tarea casi épica el tener que mantener un trabajo y ser productivo, depravado de sueño, con las preocupaciones normales y sumar la paranoia de una pandemia. Es por eso por lo que en estos momentos el mejor consejo y el prioritario que le doy a cualquier mujer es cuiden de su salud mental, apaguen las noticias, dediquen 10 minutos extra en el baño si es el único lugar donde pueden tener tiempo para si mismas, y dediquen este tiempo a aprender a meditar, no dejen de comer sano, traten de comer vegetales y frutas porque una mente sana existe solo en un cuerpo sano y sobre todo comuniquen sus necesidades con las personas que cohabitan, las responsabilidades no deben ser solo de ustedes y es importante que no lo sean. Es momento de ser valientes y de no dejarse asimisma en último lugar, solo así podremos ver esta pandemia como una oportunidad de crecimiento personal y de nuestras relaciones fortaleciéndolas con la ayuda mutua que hace una relación saludable.

Abrir chat